ONE MILLION. PACO RABANNE


Perfume One million Paco Rabanne
Perfumes que SI pueden tener sentido del humor. El oro, icono de poder, de la realiza, de algo muy profundo y poco común. Cómo podría hacer una marca tan refinada y marcada, clásica, algo que haga símbolo al oro, a lo más exclusivo.
El Kit de la cuestión, aunque un poco absurdo pero con sentido, es tomarse este aroma con humor. ¿Y por qué? Porque es un perfume de hombre divertido, con mucha fantasía, sueño y deseo, seducción y atractivo. Todo un juego de intenciones, podríamos decir. 

El chasquido de las joyas voluminosas y llamativas. El chasquido de la atracción.

La perfumería tiene sitio para todo el mundo, pues tiene espacio para todo el mundo: para los clásicos, para los que atienden a los gustos actuales, para los que buscan algo más exótico… Y One Million es como una rey algo que la publicidad lo tiene tan valorado como sobrevalorado en muchos casos, sobre todo si hablamos de perfumes. Pero solo es así porque a la gente le gusta lo que huele al echarse One Million. Casi el 80% de las personas lo aprueban como algo exquisito.  Y quienes no lo aprueban no suelen hacerlo por ser demasiado popular, porque todo el mundo lo lleva, porque es el grito del momento. Y a muchos esos no nos gusta.

¿Qué aroma ofrece One Million?

Estamos ante un perfume original, que forma parte de la familia olfativa Amaderada Especiada. Con una salida formada por menta, mandarina roja y toronja (pomelo); por otro lado, el corazón se construye con rosa, canela y notas especiadas; finalmente, acabamos con notas amaderadas, cuero, ámbar y pachulí hindú. 
Detallista, reclamado desde sus inicios hasta su fin, ya no por calidad o frescor, sino por originalidad

Opiniones que vuelan

Las opiniones giran en torno a la fuerza y el carácter, algo pegajoso quizás, pero sexy y joven. Muchos usuarios dan voz de una excelente propuesta para quienes no quieren pasar desapercibidos. Aquí, + es +. 
Su olor deja huella en cualquiera con una proyección enorme, junto a su fijación y durabilidad, teniendo casi el 10 de puntuación. De hecho, es lo más parecido a una droga de la perfumería.
Se recomendaría su uso, en especial, por las noches, sobre todo en sitios frecuentados durante esas horas, como los pubs y discotecas, donde le sacarás el mayor partido jamás imaginado. Pasarte toda la noche de marcha, y cuando salga el sol, One Million seguirá oliendo. 
¿Crees que serás capaz de arriesgarte a un olor tan adictivo? ¿Serías capaz de dejar a un lado los estándares que deja la publicidad y el boca a boca y probarlo por ti mismo.

EUPHORIA. CALVIN KLEIN


“Euphoria”  es un perfume oriental, amaderado y lleno de frescor. Hoy queremos enseñarte a este gran ganador de posiciones a lo largo de su vida, siendo uno de los más vendidos hasta la fecha por su potencial y su capacidad de conquistar a cualquiera, sea hombre o mujer.
Esto promete mucho, y por eso queremos hablar contigo.

Euphoria.

“Euphoria” de Calvin Klein, representa a la mujer moderna, con un perfume de mujer hecho por y para ella. Desde su lanzamiento en 2005, ha sido el vínculo de conexión para una nueva generación de consumidores.
Se promociona como un olor muy sexy, abstracto y oscuro, como una especie de poción de cuento. Misterioso e intenso, que no se desvanece, casi, por las buenas. Para quienes buscan destacar, han llegado al sitio adecuado.

¿Qué podemos decir de su olor?

Podemos hablar de un perfume oriental con una naturaleza amaderada y floral. Un aroma donde sentirás, en los primeros minutos, como esa compleja naturaleza se apodera de su cuerpo y piel, que por una parte parece masculina y ácida, y por otro oscura, femenina y dulce. 
Los toques de granada le dan una gran presencia que se manifiesta en sus facetas más dulzonas pero sin llegar ser demasiado empalagoso. Todo en su justa medida para estar a gusto de todos.
Por otro lado, otros toques dulces como el caramelo se dejan sentir desde el primer minuto. Podríamos notar algo cremoso que se rodea de lo sensual y aterciopelado. 
Pasemos al corazón de la fragancia. Es aquí donde el olor se  convierte en un fino velo que se encariña del lado femenino, mezclado con la potencia masculina. Dicho corazón es construido con unas flores exóticas y especiadas que toman equilibrio con las frutales, las amaderadas y haciendo un conjunto que da paso a lado empolvado de sus notas finales.  
¿Qué es lo que más destaca de su olor? Sin duda, la  violeta por su oscuridad, y la orquídea negra por su cremosidad y su toque cálido.

¿Qué podemos decir del frasco?

El frasco de Euphoria tiene un rollo futurista, algo fuera de lo común, a decir verdad, a la hora de escoger un frasco para una fragancia. Pero este estilo curvado, fino, alargado, con un tapón rectangular, lo compone de un montón de cosas, las mismas que nos hace sentir el líquido que contiene en su interior. Esos conceptos abstractos de los que hemos hablado antes, también están reflejados en su envase. 

Su tono morado y rosado, un referente a esa mujer sexy y atrevida, libre, sin reglas.

¿Para quién es “Euphoria”?

“Euphoria” de Calvin Klein, es la representación de la juventud, de la recién llegada a la edad adulta, la picardía, la rebeldía, el ser diferente, libre, alegre y atrevido en cualquier aspecto de la vida. Por ello, “Euphoria” es un perfume para usarlo durante la noche, o durante eventos importantes de gala, por ejemplo.

Así pues, insistimos en que el perfume puede llevarlo cualquier mujer, a cualquier edad, pues se adapta a nuestro estilo. Pero si lo usas por la noche, mucho mejor. Estamos ante un perfume al que le gusta lucirse, así que, ¡déjale destacar!

J’Adore. Christian Dior


Perfume J'adore Christian Dior
Hoy queremos hablar de un perfume que conocemos todos, desde su lanzamiento no ha dejado indiferente a nadie, y se siguen realizando nuevos anuncios que siguen enamorando, siguen siendo únicos y siguen siendo el perfume J’ADORE. 
               
Si, hablamos del perfume J’adore de Christan Dior, una esencia mítica en la historia de la perfumería que mantiene su posición en lo más alto desde hace 20 años.
Es radiante, deslumbrante, de color dorado, conquistador por su forma y su mensaje. Romántico, y que estrena ese estilo floral y afrutado moderno pero reservando las notas más clásicas. 

Magnético y muy fácil de reconocer, J’adore es un perfume que se ha marcado su propio camino, cruzándose con millones de personas, impresionándolas y llevándolas a querer perseguirla.

¿Por qué llamó tanto la atención este perfume?

En los años 90, predominaban más olores acuáticos y marinos. Mientras, por su lado, Christian Dior escogía el camino a contracorriente, usando grandes tonos florales y, además, cálidos, con un concepto que gira en torno a este color dorado de su frasco y de su simbología.

¿Qué inspira J’adore?

Nos habla de intenciones, de valores y de frutas exóticas. Nos habla de lo que pasa desapercibido, para que lo tengamos en cuenta.  Con su olor transmite carisma y crea un impacto fuerte en nosotros, conquistando a las mujeres del mundo entero más rápido que nunca, sin demasiadas dudas.
Y así, casi sin darse cuenta, J’Adore se ha transformado en un perfume-joya. Un complemento imprescindible que da un toque elegante a cualquier look. Le da sofisticación y visibilidad. Unos vaqueros con una camisa blanca o un sencillo vestido de seda.

¿A qué huele?

La verdad es que el resultado final no ha podido ser mejor y más perfecto. Y es que cuenta con ese toque sexy que esperamos al verlo en las estanterías  de las perfumerías. Los contrastes que van evolucionando como una orquesta sinfónica, capaz de demostrar su lado más transparente y su lado más rico. La composición avanza desde lo floral a un jugoso melocotón.

¿Qué podemos decir más?

¿Su frasco? Curioso, un cuerpo ovalado y un cuello muy estilizado que adelgaza a medida que llega a la cima, y allí se vuelve a ensanchar. Su color dorado, su altura, su sutileza… todo lo que compone J’adore está cien por cien medido, remedido y examinado al detalle para ser absolutamente exepcional. 
¿Seguro que no lo has probado nunca?